jueves, 3 de mayo de 2012

Estirpe blanca ll




Angel de Invierno


Todo era luz a mi alrededor y ella me miraba con sus ojos llenos de tristeza, la llame ignorando esa luz blanca que se apoderaba de ella, se la llevaba lejos de mí, luchaba pero no veía más que esa luz que me cegaba, blanca como su piel, como su alma...

Desperté en el lecho aturdido por ese extraño sueño y la punzante sensación de perdida me encogió el corazón que ahora latía como cuando era humano, mi hermoso ángel o lo que fuera no estaba a mi lado y salí a buscarla por toda la casa. La encontré en la cocina preparándose el desayuno y se volvió con una sonrisa en los labios, me envolvió con sus brazos y empezó a besarme, se me escapo un gemido cuando me mordió el labio inferior y la retire con ternura porque la verdad tenía hambre pero era de comida humana, para mi gran sorpresa.

Comimos los dos con gran apetito el gran desayuno que preparo mi bello ángel, pero en mi mente no cesaban las preguntas y cuando terminamos fuimos a sentarnos en el cómodo sofá del salón y ya no pude contener todas mis preguntas...

- ¿ Qué has hecho conmigo Inna, porque sigo teniendo mis poderes de vampiro y sin embargo me late el corazón como a los humanos ?
- Al hacer el amor contigo he podido darte un don y ese ha sido quitarte la parte negativa de tu naturaleza de vampiro, pero lo bueno lo conservas.
Somos criaturas de la naturaleza armónica, cuando amamos
concedemos un don a quien queremos, y ese has sido tú.
Sus ojos me miraron con mucho amor, y la abrace agradeciendo el haberla encontrado.
- Pero mi querido Rave si vuelves a alimentarte de humanos o quitas una vida perderás el don que te he dado.
- Explícame eso que me dijiste antes que te habías convertido en una traidora, quisiera ayudarte mi amor.
- Es muy doloroso para mi...los de mi especie no son como me ves ahora, somos espíritus de luz que amamos la naturaleza y la protegemos, también por supuesto a todas las criaturas que habitan en ella, tu hermano me descubrió en un descuido que me había hecho visible, estaba ayudando a otro humano quería darle un don porque era muy pobre y estaba enfermo. Debido a ello fui expulsada de mi pueblo y ya no puedo regresar.
- Habrá alguna forma de que te perdonen, además tú no has revelado el lugar donde esta tu pueblo, ¿ no están en peligro verdad?
- Si lo están Rave ahora mismo tu hermano estará tratando de entrar, lo percibo, sin alma no podrá entrar, pero no quiero ni pensar si vuelve y averigua que yo puedo darle ese don y así poder atacar a mi pueblo.

Me miro angustiada con un leve temblor en los labios, la abrace dándole mi protección...

-No te preocupes mi amor yo protegeré a tu pueblo, mi hermano no sabrá nunca de tu don, y él no podrá hacer daño a tu pueblo.

Pero ya no estábamos solos, Ivan nos miraba con una expresión burlona en sus bellos labios, llego sin hacer ruido como el depredador que era.

- ¿ De que don habláis tortolitos ?
- Ivan no se de que hablas, eres tú quien tiene el don de sacar a todos de quicio con tu presencia.
- Hermanito me estas ocultando algo y sabes que puedo averiguarlo cuando quiera- dijo acercándose peligrosamente a Inna, que lo miraba desafiante pese al miedo que sentía en su interior.
- No le vas a hacer daño a mi pueblo no lo voy a consentir, ¿ no tienes bastante con lo que me hiciste a mi?
- jajajajajaj me das mucho miedo angelita de los bosques, pero sabes que averiguaré que me escondes, sabes que lo haré- lo dijo con fiereza mientras la cogía con furia y le trataba de clavar los colmillos.
Lo aparte de un manotazo y se contuvo de atacarme porque sabía que siendo yo un vampiro de sangre pura no podría conmigo. Se marcho sin antes mirar con gran odio a Inna, ella se abrazo a mi con su cuerpo tembloroso y me envolvió en sus alas queriendo desterrar todo esa oscuridad que había dejado mi hermano.

Pasamos el día estando muy alertas por si volvía Ivan y sin volver a mencionar nuestro secreto, a sabiendas que podía ser nefasto para el pueblo de Inna.
Aun no podía asimilar que ya no tenía que alimentarme de sangre, ni dormir bajo tierra, y lo más importante estaba vivo, con todas sus consecuencias, pero seguía siendo inmortal, iba a preguntarle cuando se me adelanto ella.

- Rave sigues siendo inmortal, ya te dije que conservas todo lo bueno de un vampiro y lo bueno de un humano, así que no morirás a no ser que vuelvas a ser vampiro enteramente.
- Pero es tan extraño como me siento, siento latir mi corazón, tengo hambre y puedo respirar- pensé que sería terrible que Ivan descubriera mi nueva condición.
 -Tenemos que irnos de aquí Rave, debemos proteger a mi pueblo de la maldad de tu hermano.

Me quede en silencio pensando donde podríamos ir, me temía que esa no era la solución y tendría que hacer algo mucho más peligroso para los dos....

Arwen
Obra registrada.

4 angeles de la noche:

BATOOSAHI dijo...

Lo bueno de los dos mundos,,, lo bueno de los vampiros y de los humanos,,, esa idea es muy atractiva...

Empieza una nueva vida para los enamorados,,, pero me creo que habrá muchos peligros en el camino.

Cada vez me gusta más esta historia,,, besos Arwen.

Fibonacci dijo...

Bonita historia que te atrapa y a mi ya lo ha hecho, espero la continuación...un besote preciosa.

Samantha dijo...

Un vampiro que puede sentir latir su corazón, después de haber perdido esa sensación durante tanto tiempo... tiene que sentirse muy aturdido.

Qué ganas de saber qué ocurrirá con la pareja de enamorados.

Un abrazo!

LORD SHADOW dijo...

MÁS, QUIERO MÁS... QUIERO SABER QUE PASARÁ CON LA DULCE PAREJA.
YA SABES QUE ME ENCANTA ESTA HISTORIA,,, UN BESAZO QUERIDA ARWEN!!!

Free Batty ani MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com