lunes, 14 de enero de 2013

LA CAJA DE MUSICA 2DA PARTE

Mas por inercia que por lógica salí corriendo hacia la sala y ahí lo encontré. Un flamante sarcófago negro de metal, justo en medio de mi sala. Inmediatamente me acerque al ataúd para ver si había alguna forma de abrirlo, aunque vagamente recordaba algo así como que se abría por dentro. Trate de levantar suavemente la aparentemente pesada cubierta y pareció ceder. ¿Pero como seria posible que hubiese olvidado cerrarlo? ¿Se trataba de alguna especie de treta acaso? Es muy difícil imaginar lo que hubieses hecho tu, pero definitivamente tenia tanto que ganar que decidí arriesgarme. Al ir levantando la tapa un pedazo de papel cayó al suelo, pero no le di importancia concentrada en mi empresa. Para mi sorpresa había una gruesa cadena sujetando la tapa por dentro, de tal forma que apenas permitia tan pequeña rendija que era imposible hacer cualquier cosa. Solo cuando mi frustracion me pego de lleno me atreví a levantar el papel que había visto salir del interior del ataúd. No podría describir el terror que sentí al ver que estaba escrito con sangre y en tétrico estilo semiescurrido se podía leer.
-Que predecibles son los mortales, afortunadamente conociendo de antemano su naturaleza me serví ponerte a prueba. Por supuesto que seria muy cruel castigarte inmediatamente sin darte la oportunidad de comprobar la seriedad de mis advertencias. Sirve echar un vistazo a tu bañera para que puedas entender la verdadera magnitud de mis palabras.
                                                          POSDATA
                                            La próxima vez usare una tinta mas valiosa para ti.
                                            Que el infierno cobije tu sueño.
Apenas había terminado de leer y salí corriendo hacia el baño temiendo lo peor. Al retirar la sabana que cubría la bañera vi con horror que mi perro Aslan estaba desangrado justamente ahí. No es que la escena de mi vieja mascota, con quien había pasado los últimos diez años de mi vida y que se había quedado en casa de mis padres como siempre que salia a divertirme; no me impresionase. Pero lo que mas me preocupaba era el hecho de descubrir que esa extraña criatura supiese donde vivían mis padres y lo fácil que le era tomar algo de ahí. Me desplome descorazonada esperando mi destino y el despertar del vampiro. Pude oír claramente como quitaba la cadena interior antes de abrir el ataúd, como clara señal de su despertar. Y en su mirada vi, con complasencia el hecho de saber que el trozo de papel que había dejado ahí a manera de trampa, no estaba mas en su lugar. Y luego de la manera mas vil, me dijo:
-No te preocupes, no estoy decepcionado; de hecho lo estaría mas si hubiese encontrado el papel en su lugar. Hace mucho que conozco la naturaleza humana y el saber que mis interpretaciones son erróneas o que ustedes han cambiado dicha naturaleza, si me sorprendería. Tengo que alimentarme y como puedes intuir la sangre de tu difunta mascota no fue suficiente. Me temo que como parte de tus obligaciones tendrás que alimentarme esta noche, a menos; que desees que busque en el centro de la ciudad (era la zona donde vivían mis padres). No te preocupes no tienes que poner la mesa, solo recuestate donde estas y yo haré el resto. ¡Que privilegio tienes en servir de alimento a un ser superior en la cadena alimenticia! Después te dejare hacer una lista de lo que desees y quizás te lo traiga antes de volver. Te sugiero no abuses, pues esta sera tu casa pero tu eres mi invitada aquí; teniendo en cuenta que ya hubiese podido matarte y quedarme con todo. Aunque claro, eso no seria divertido. Por cierto personalmente le dije a tus padres que no se preocupasen por la desaparición de tu perro, ya que hace tiempo que querías deshacerte de ese saco de pulgas. Ahora si me disculpas tengo hambre y aunque tu sangre no es de lo mejor no esta mal para esta época y lugar, que disfrutes tu anhelado mordisco.
Eso es de lo mas irónico, cuanta gente sueña con algo así; sin saber la terrible sensacion real que se siente. Mientras me trataban como comida chatarra no pude evitar pensar: Dios mio, ¿Es este mi castigo por aficionarme a estos seres infernales? ¿Es mi destino ir al infierno con ellos?  ¿O de hecho ya estoy en el?
                                                                                              CONTINUARA

1 angeles de la noche:

BATOOSAHI dijo...

Cada vez es más intgeresante esta historia,,, esperando la continuación.
Un gran saludo.

Free Batty ani MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com